Alertan de la transmisión de tiña entre adolescentes por la moda del pelo rasurado

Alertan de la transmisión de tiña entre adolescentes por la moda del pelo rasurado

El hongo que produce la tiña, una infección que en el cuero cabelludo puede llegar a dejar calvas, se se está extendiendo por las peluquerías españolas, hasta el punto de que la Academia Española de Dermatología ha lanzado una alerta tras comprobar que desde hace dos años el número de casos está al alza en el territorio nacional.

 

Un trabajo colaborativo ha permitido identificar la causa de este aumento de casos de tiña en nuestro país, al comprobar un aumento de infecciones en la población masculina adolescente; y la clave parece estar en el peinado de moda que triunfa entre los más jóvenes y obliga a rasurar con frecuencia el cabello para conseguir las formas más caprichosas.

Así las cosas, un estudio multicéntrico con 107 casos procedente de todo el país revela que esta infección se está transmitiendo por la contaminación de las maquinillas empleadas para hacer el rasurado.

Este trabajo revela que el hongo causante en la mayoría de los casos fue el Trychophyton tonsurans, que se corresponde con la tipología habitual en las tiñas de la cabeza.

Según ha indicado Leonardo Bascón, dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital General de Granollers y autor principal de estudio, «las lesiones aparecieron predominantemente en la nuca y el área temporal, que son las zonas donde se apura más el rasurado o degradado».

Las lesiones pueden ser en ocasiones descamativas y en otras aparecer con inflamación, áreas rojizas y supuración.

La tiña de la cabeza o tinea capitis es una enfermedad altamente contagiosa que afecta principalmente a niños de 6 meses a 12 años de edad, con ligero predominio en varones; y dependiendo del modo de transmisión del hongo causante, se diferencian tres tipos de dermatofitos: antropófilos, que generalmente provocan formas clínicas no inflamatorias; zoófilos, que suelen provocar formas inflamatorias; y geofílicos, causantes de una inflamación moderada.

Las manifestaciones de esta infección suelen consistir en picor y descamación de la zona, con pérdida de pelo, y en ocasiones inflamación, supuración, dolor o fiebre.

Para explicar el aumento de casos en nuestro país, los dermatólogos aluden a la relación con una moda internacional cuyo mantenimiento supone acudir a la peluquería con frecuencia semanal para cortarse el pelo de las zonas occipital y temporal, mediante degradado o rasurado; lo que puede haber favorecido el contagio de la tiña a través de maquinillas eléctricas infectadas.

Este estudio apunta a que esta nueva tendencia social entre adolescentes varones sería la causante del brote de casos de tiña del cuero cabelludo en las peluquerías, y según los autores del estudio, la identificación de pacientes afectados es fundamental para limitar el contagio, que se produce por el contacto con las esporas del hongo con el cuero cabelludo y los folículos pilosos del paciente.

El dermatólogo José Ignacio Galván, uno de los coautores del estudio, ha recordado que el diagnóstico puede ser sospechado por una clínica cutánea que incluye descamación, pérdida o caída del pelo, prurito y dolor, inflamación de la zona y áreas rojizas, y confirmado mediante el cultivo de hongos; y ha afirmado que «después de un correcto diagnóstico, existe un tratamiento específico que permite la curación», para finalizar indocando que «cuanto más precoz sea el diagnóstico, más favorable y menores riesgos de secuelas tendrá el paciente».

Organizaciones