Cuando se padece dermatitis en las partes íntimas...

Cuando se padece dermatitis en las partes íntimas...

La dermatitis es una afección de la piel que se manifiesta con síntomas fácilmente reconocibles como el prurito o intenso picor, el enrojecimiento y la inflamación, siendo una dolencia puede manifestarse en numerosas áreas corporales, incluyendo las partes íntimas.

 

Así las cosas, la dermatitis en el área genital resulta especialmente molesta, no solo a nivel físico, sino también psicológico y puede requerir tratamiento médico específico dependiendo, sobre todo, de la causa que la desencadene.

La irritación de la piel de la zona y los fuertes picores necesitan remedios eficaces que consigan devolver a la dermis su equilibrio, y si sufres estos síntomas, los experetos aportan algunas recomendaciones para encontrar el alivio necesario.

La dermatitis vulvar afecta a la delicada piel de los órganos reproductores externos femeninos y se caracteriza por el picor vulvar que va unido a otros síntomas, entre los que destacan la inflamación e incluso el dolor en la zona.

Las causas que la provocan pueden ser diversas, aunque en muchos casos se trata de dermatitis por contacto, es decir, la piel experimenta una fuerte reacción similar a la de una alergia al entrar en contacto con algún elemento o sustancia.

Este tipo de dermatitis en las partes íntimas suele aparecer ante el uso de distintos productos de higiene íntima femenina o, por ejemplo, por el uso de ropa interior en cuya composición hay fibras a las que se tiene alergia.

Sumergir la zona íntima afectada en agua limpia y templada, preparando un baño de asiento en el bidet o en un barreño utilizado para este fin, proporciona alivio inmediato.

Los baños de asiento son uno de los remedios más eficaces frente a la dermatitis vulvar. Al hacerlo, recuerda bañar la zona al menos 10 - 15 minutos y secarla muy bien, con una toalla y pequeños toques suaves, sin restregar. Por supuesto, evita aquel producto o prenda que pueda ser el origen de la dermatitis.

En ocasiones, la dermatitis en las partes íntimas tiene su origen en una infección de determinados hongos que atacan a la piel, especialmente el hongo candida albicans. Estas infecciones pueden provocar en la zona íntima fuertes erupciones cutáneas, enrojecimiento y picazón, sobre todo en las zonas donde la piel se repliega extendiéndose también al área del escroto y de las nalgas.

La infección por candidiasis requiere tratamiento médico, pero también hay remedios que pueden ayudar a paliar sus síntomas. En estos casos, los baños de asiento en los que, además, añadas una cucharada de bicarbonato, van a suponer un gran alivio, ya que el bicarbonato posee importantes propiedades antifúngicas capaces de frenar la acción del hongo desencadenante de la dermatitis.

En el caso de los bebés, se puede producir la dermatitis del pañal, una afección cutánea, generalmente de carácter leve, que afecta principalmente a los bebés y niños más pequeños que utilizan pañal, aunque la puede sufrir cualquier persona, sobre todo las de edad avanzada. En estos casos, la fuerte irritación del área de los genitales suele ir acompañada de sarpullido o descamación de la delicada piel de esta zona.

Para lograr que mejore, se requiere extremar las medidas de higiene, procediendo al cambio frecuente del pañal para que la dermis permanezca totalmente seca y alejada de la humedad. Además, para curar este tipo de dermatitis, propia de las partes íntimas, hay numerosas cremas y ungüentos que pueden aliviar los síntomas y lograr que, poco a poco, la piel recupere su equilibrio.

También hay remedios naturales perfectos para cuidar la piel de las partes íntimas afectada por dermatitis del pañal; y uno de los mejores son las compresas frías de manzanilla, caléndula o malva. Además, los aceites esenciales son uno de los remedios más eficaces para calmar el eczema y la descamación que suele aparecer con determinados tipos de dermatitis como la atópica.

De entre todos, el aceite de árbol de té es uno de los más recomendables por sus propiedades antiinflamatorias, resultando también especialmente beneficiosos el de lavanda, el de manzanilla y el de tomillo.

Organizaciones