Cuando se padece alergia a las plantas...

Cuando se padece alergia a las plantas...

Cuando se habla de una alergia producida por plantas normalmente se alude a una serie de síntomas que aparecen en los pacientes al entrar en contacto de forma directa o indirecta con alguna planta... la más común es la alergia al polen, pero también puede darse el caso de presentar algún tipo de síntoma alérgico ante alguna sustancia química que segregan algunas plantas en ciertos momentos, como puedan ser las flores en general en algunos periodos de floración en concreto.

 

Durante el periodo de floración, las sustancias y los pólenes que generan las flores dentro de su ciclo de vida pueden resultar alérgicas para algunas personas, aunque durante el resto del año no suelen producir alergia como tal de forma generalizada. Es el caso de la alergia a las flores del jazmín o flores de otras plantas como las dalias o margaritas, que suelen tener unas altas concentraciones de pólenes.

No se pueden olvidar las flores del aligustre, ese otro tipo de alergia a las plantas que nada tiene que ver con el polen., y que suele presentarse en forma de ronchas, granitos y urticaria en la piel al entrar en contacto con alguna planta o flor concreta. Entre las plantas que producen urticaria más frecuentes destacan las ortigas, una de las consideradas malas hierbas más habituales, y que causa picor y escozor al rozar los pelos de sus hojas y tallo.

Por otro lado, la hiedra venenosa y el roble venenoso son arbustos que contienen una savia aceitosa muy irritante para la piel de las personas. En estas plantas, la urticaria suele presentarse en forma de sarpullido o dermatitis. En la inmensa mayoría de los casos, estas urticarias por plantas son leves y apenas afectan al paciente, y al cabo de unas horas o unos días, el sarpullido desaparece. Eso sí, en algunos casos, en pacientes concretos con alergias específicas, este tipo de alergia a plantas puede requerir de algún tipo de tratamiento médico.

Inicialmente, una buena medida para tratar este tipo de alergias puede ser evaluar y analizar qué tipo de reacciones presenta el paciente; es decir, si los síntomas son picor de ojos, estornudos, picor de garganta o moqueo, lo más probable es que el paciente padezca algún tipo de alergia a pólenes. En este sentido, también se pueden consultar los índices polínicos de la zona de residencia para saber si, en el momento de presentación de síntomas, se sufren niveles elevados de polen y de qué tipo de planta.

No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo pueden coincidir en síntomas con varias enfermedades y virus, como los resfriados, la gripe o incluso el Covid-19, en cuyo caso, lo más conveniente para diagnosticar una posible alergia a las plantas es acudir a un alergólogo, que es el profesional sanitario más indicado para realizar las pruebas precisas e identificar las causas que producen estos cuadros, reduciendo los riesgos para el paciente y pautando el tratamiento más indicado para cada caso.

Organizaciones