infoalergico.com - Cuando se padece alergia a la fruta en verano...

Cuando se padece alergia a la fruta en verano...

El verano es un buen momento para ofrecer a los más pequeños fruta de temporada, que resulta una merienda muy rica y socorrida. Sin embargo cada vez escuchamos más casos de alergias a este rico alimento.

La Dra. Cristina Ortega Casanueva de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José ha explicado en relación con este tipo de alergias que “es más frecuente a partir de la adolescencia y son los alimentos que producen más reacciones alérgicas en la población adulta y, en España, las rosáceas inducen el 70 % de todas las reacciones alérgicas a las frutas-”.

Según explica el diario La Razón, las rosáceas pertenecen a una familia de plantas que incluyen muchas de las frutas que toman habitualmente nuestros pequeños, como la manzana, la pera, el melocotón, la ciruela, la cereza o la fresa. Otras frutas que pueden producir alergia son el kiwi, el mango, la piña, el melón, la sandía, el aguacate o la uva.

Una fruta rica, nutritiva y fácil de transportar es el melocotón, pero da mucha alergia. Siempre existió la creencia de que era la "pelusilla" la que producía la alergia porque era irritante; y también se relacionó con la piel, porque podía llevar granos de polen. Sin embargo, según aclara la especialista, “se ha comprobado que son las proteínas que contiene la propia piel las causantes. Por eso, hay niños que son alérgicos al melocotón con o sin piel”. Ante la duda, lo mejor es evitar dárselo y consultar con el pediatra especialista en alergia infantil.

La forma de presentación de una reacción alérgica suele ser generalmente de carácter local: picor de la boca (oral u orofaríngeo) o de los oídos (ótico), cosa que se conoce con el nombre de síndrome de alergia oral (SAO). Las frutas asociadas a este síndrome pertenecen principalmente a la familia de las rosáceas. A veces, también puede aparecer enrojecimiento de los labios (eritema labial), alrededor de la boca e inflamación de los labios y lengua (angioedema oral).

Se debe sospechar alergia a una fruta si estos síntomas aparecen poco tiempo después de ingerirla; y si eso pasa, es importante tomar nota del episodio y observar si reaparecen otras veces tras tomarla. Si surgen molestias después de comer una fruta (o un alimento, este consejo vale para todos), es muy importante recordar todo lo que el niño comió, hasta el más mínimo detalle.

Es aconsejable anotar el alimento implicado, el tiempo transcurrido desde que lo ingirió hasta que aparecieron los síntomas, una relación del orden en que lo hicieron, si desaparecieron en minutos u horas y si hubo que llevar al niño al servicio de urgencias. Si el pequeño presenta picor en la lengua, al tragar o alrededor de la boca, debe parar de comer la fruta en cuestión, lavarse la boca y tomar la medicación prescrita por su alergólogo pediatra.

En el caso de que esto nunca le hubiese pasado con anterioridad, hay que acudir al servicio de urgencias pediátricas que más próximo y, tras el episodio, pedir cita en la consulta de alergia infantil.

Por norma general, la especialista aclara que “generalmente las alergias que "más se curan" son aquellas que empiezan cuando el niño es más pequeño (sobre todo, a leche de vaca y huevo), sin embargo las que se generan más tarde, cuando el niño es mayor o, incluso, adolescente tienden a permanecer más tiempo, incluso de por vida”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS