infoalergico.com - Cuando la alergia provoca un "vientre hinchado"...

Cuando la alergia provoca un "vientre hinchado"...

Los problemas de mala absorción, intolerancias y alergias alimentarias afectan cada vez más personas, aunque no siempre haya un diagnóstico médico que lo confirme. Lo que sí es cierto es que las alergias relacionadas con los alimentos se han multiplicado en los últimos años de manera alarmante.

El vientre hinchado es una de las principales consecuencias de este tipo de alergias, que lleva a sufrir malas digestiones, náuseas, dolores abdominales o gases es más común de lo que pensamos. Comer deprisa, abusar de alimentos precocinados ricos en grasas, fritos o comer en exceso, tener estrés, etc., son causas que pueden provocarnos una mala digestión y, como consecuencia, más flatulencias.

En estos casos, lo primero que debemos hacer, antes de pensar que sufrimos algún tipo de problema relacionado con la absorción de los alimentos y sus nutrientes, es asegurarnos de que nuestra alimentación y dieta son las adecuadas y que comemos correctamente: sentados, masticando bien los alimentos, despacio, y sin distracciones.

Una vez descartada la mala alimentación como el origen de una mala digestión o vientre hinchado, debemos tener en cuenta que existen tres opciones que pueden derivar en síntomas parecidos pero que, sin embargo, son enfermedades diferentes, tales como la mala absorción de los alimentos, la intolerancia y la alergia.

Se da mala absorción cuando el intestino no puede absorber correctamente los nutrientes de la leche como, por ejemplo, la lactosa. Esta mala absorción no provoca síntomas, pero sí pesadez al hacer la digestión. Además, al no absorberse correctamente los nutrientes se puede acabar padeciendo un déficit nutricional.

En el caso de la intolerancia a la lactosa de la leche, esta se produce por la falta de la enzima denominada lactasa, que tiene como función la digestión o hidrolisis de la lactosa. Esto provoca dolores abdominales importantes, diarreas y gases.

La alergia alimentaria, por su parte, se produce por reacción a una proteína. En el caso de la leche, la alergia sería a la proteína de la leche de vaca. Cuando una persona es alérgica se produce una respuesta inmune en el organismo, ya que este piensa que el alimento en cuestión es una amenaza, liberando histamina y causando síntomas que van desde una simple tos, urticaria o inflamación hasta una reacción mucho más seria como un shock anafiláctico.

Es muy importante que este tipo de alergias estén diagnosticadas para que la persona no llegue a sufrirlo y, además, sepa actuar en caso de que le ocurra. Si bien es cierto que si se sospecha que hay un alimento que no sienta bien, hay que controlar su consumo, en cualquiera de los tres casos, no hay que eliminar el alimento sin antes consultar con un especialista en aparato digestivo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS