Cuando se es alérgico al agua...

Rachel Warrick es alérgica al agua, algo que puede parecer extraño o baladí, pero la realidad es que cuando se es alérgico al agua se sufre una auténtica pesadilla. El caso es que esta extraña afección no le permite realizar actividades relacionadas con este recurso, y ni siquiera llorar, ya que si lo hace, el líquido le provoca ronchas, ampollas y quemazón en su piel.

El testimonio de Rachel, recogido por la la cadena televisiva británica BBC revela el día a día de esta mujer, que se enfrenta vcada día a una eterna batalla. "La reacción me hace sentir como si acabara de correr una maratón. Me siento agotada y tengo que tomar asiento por un buen rato", ha explicado Rachel, cuya enfermedad es tan grave que tampoco se puede permitir sudar.

Su enfermedad o alergia es conocida en medicina como urticaria acuagénica y equivale a una comezón como la causada por varias plantas de ortigas venenosas, a lo que se suman otros síntomas similares a la alergia al polen como picor en la nariz, en los ojos y estornudos.

A Rachel le diagnosticaron esta afección a los 12 años, y desde entonces no puede lavar los platos ni la ropa, y siempre tiene que evitar hacer ejercicio para no sudar. Pese a esto, considera que debe bañarse, por lo que lo hace una vez a la semana con la ayuda de una esponja o un trapo húmedo, lo que le resulta "horrible”, según sus propias palabras, ya que el dolor es insoportable. También evita llorar, ya que “si lo hago, mi cara se hincha”, explica.

Los científicos defienden que esta enfermedad no es una alergia como tal, y aún no se conoce con exactitud cómo actúa, pero es probable que sea provocada por una reacción inmune a algo que existe dentro del cuerpo. Sea cual sea la causa, Marcu Maurer, dermatólogo y fundador del Centro Europeo de Investigación de las Alergias en Alemania, ha explicado que se trata de un mal que puede cambiar la vida de la persona que la padece. Según su experiencia, ha atendido a pacientes que padecieron de urticaria durante 40 años y casi siempre despiertan con ronchas y ampollas en la piel, lo que puede derivar en depresión o ansiedad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS