infoalergico.com - Los habitantes de Estados Unidos son más propensos a padecer alergia a los cacahuetes

Los habitantes de Estados Unidos son más propensos a padecer alergia a los cacahuetes

Estados Unidos estaría sufriendo una epidemia de alergia a los cacahuetes... y es que entre 1997 y 2018, el número de niños estadounidenses con alergia a los cacahuetes se ha triplicado y, a día de hoy, se estima en 1.8 millones de casos de este tipo, lo que supone una cifra más elevada que toda la población de Filadelfia.

Para averiguar las causas de este alto ídice de casos de alergia al cacahuete en el país norteamericano, un grupo de investigadores del King’s College de Londres reclutó a 640 bebés de 4 a 10 meses que estaban en riesgo de desarrollar una alergia al cacahuete. La mitad de los niños del estudio comían snack de cacahuete de forma regular; mientras que a la otra mitad se le dijo que evitara los cacahuetes por completo.

Cuando los niños cumplieron 5 años, los trajeron para un experimento final en el que todos ellos fueron instruidos para comer algún tipo de proteínas de cacahuete. De los niños que comían bocatas con cacahuete de forma repetida durante su infancia, el 3,2 % había desarrollado un alergia al cacahuete. Pero los niño que evitaron el cacahuete, estaban mucho peor, hasta el punto de que más del 17 % de ellos habían desarrollado una alergia a una nuez que nunca habían consumido. Eso significa que eran seis veces más propensos a desarrollar una alergia al cacahuete que los niños que lo consumían regularmente.

Cuando alguien con alergia al cacahuete se encuentra con uno por primera vez, su sistema inmunológico se acelera. En este caso, percibe al cacahuete como una amenaza y produce anticuerpos para prevenir un futuro encuentro, así que la próxima vez que esa persona consuma cacahuetes, los anticuerpos activan una respuesta inmune que la persona experimenta como una reacción alérgica.

Los científicos no están seguros de por qué algunas personas experimentan reacciones y otras no, pero piensan que la exposición temprana puede ayudar a los bebés en riesgo y, afortunadamente, las alergias no siempre son seguras.

En un ensayo clínico realizado a principios de este año, los médicos reclutaron a niños con alergias al cacahuete, les dieron una pequeña dosis de polvo de cacahuete y aumentaron lentamente la cantidad con el paso del tiempo. El sistema inmunológico de los niños se acostumbró al polvo y casi todos ellos fueron capaces de desarrollar una tolerancia al mismo.

Este proceso, llamado desensibilación, es una forma de engañar a tu sistema inmunológico, y podría convertirse en una forma de tratar a los niños que tienen una reacción leve a los cacahuetes.

Aunque los resultados han sido prometedores hasta ahora, estos tratamientos no significan una cura, hasta el punto de que los científicos sospechan que la genética también puede jugar un papel en el desarrollo de la alergia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS