Descubren porqué los gatos son las mascotas que causan más alergias

Descubren porqué los gatos son las mascotas que causan más alergias

alergias-gatos

Los gatos se encuentran entre las causas más comunes de alergias a las mascotas. De hecho, las alergias a los gatos son el doble de comunes que a los perros pero..., ¿por qué?.

Los científicos han descubierto cómo se desencadenan las reacciones alérgicas a los mininos, que suelen conllevar tos y estornudos. De esta manera, un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge han estudiado las proteínas que se hallan en las partículas de la piel de gato, conocidas como caspa de gato, que son la causa más común de la alergia.

Este grupo de divulgadores identificó cómo el sistema inmune del cuerpo detecta el alérgeno del gato, un descubrimiento que permite crear nuevos tratamientos para los afectados. Es decir, descubrieron que los alérgenos del gato activan una vía específica del cuerpo que detecta la toxina bacteriana común.

Según cuenta el Diario de Mallorca, los síntomas de la alergia a los gatos pueden desarrollarse en pocos minutos o tardar unas horas en aparecer; y el cuadro se complica en personas que sufren asma alérgica.

El factor alérgeno del gato es complicado de evitar ya que se trata de una molécula "pegajosa" que se lleva por todas partes, casa, ropa, alfombra... tal como aseguran los investigadores.

Por otra parte, el sistema inmunológico de las personas con alergia a los gatos es más sensible y reacciona frente a los alérgenos de la saliva, orina y caspa de los animales. Este hecho desmonta el mito de que es el pelo del gato lo que provoca la alergia.

Los síntomas que indican alergia a los gatos son la hinchazón, enrojecimiento, estornudos, tos, dolor de garganta, ojos llorosos, congestión nasal, picores en la nariz, etc. También se pueden dar otros síntomas como el asma, pitidos al respirar, urticaria, erupciones en la cara o el pecho... Pese a que estos síntomas dependen de cada persona, hay varios factores que pueden influir en la alergia, por ejemplo, se dice que los machos producen más secreciones de alérgenos que las hembras y que un gato castrado, segrega menos de este tipo de partículas.

Para los amantes de los mininos existen algunas recomendaciones para sobrellevar la alergia sin decir adiós a la preciada mascota. Por ejemplo, evitar las alfombras o mantas, lugares fáciles de quedar impregnados de caspa gatuna. Tampoco es oportuno dejar que la mascota entre en el dormitorio para mantenerlo libre de alérgenos. Por otro lado, bañar al gato y cepillarlo frecuentemente puede reducir los síntomas de la alergia; mientras que otra opción es la castración ya que los gatos castrados producen menos secreciones de alérgenos.