Ingresan a tres menores cubanos con alergia grave a causa de un medicamento importado

Ingresan a tres menores cubanos con alergia grave a causa de un medicamento importado

Tres niños cubanos sufrieron alergias graves tras ingerir un medicamento llegado hasta el país desde el extranjero, lo que provocó que el servicio de pediatría del hospital provincial Roberto Rodríguez, ubicado en el municipio de Morón, alertara de estas reacciones anafilácticas después de consumir un medicamento importado que estba contraindicado para su edad.

 

El fármaco que ha provocado estas alergias graves en los menores es Nimesulida, y se empezó a utilizar en Cuba después de que el gobierno autorizara la libre importación de medicinas sin pago arancelario ni límites en cantidad para aliviar la escasez de medicamentos.

Según explicó el doctor Arisney Jiménez Herrera, "las personas que lo están vendiendo lo promocionan como Dipirona, Metamizol o Duralgina, y los padres, por desconocimiento, lo compran y se lo dan a los niños para bajar la fiebre; más ahora que hay alza de enfermedades que producen fiebre elevada como las arbovirosis, el síndrome boca-mano-pie, herpangina y las enfermedades diarreicas agudas por rotavirus que también cursan con fiebre".

El especilaista continuó explicando que "en menos de 15 días hemos tenido tres pacientes pediátricos con reacciones anafilácticas luego de la ingestión de este medicamento, reacciones que pueden atentar contra su vida".

El portal estatal cubano Ecured califica la Nimesulida como un medicamento no esteroideo con funciones analgésicas, antiinflamatorias y antisépticas, no apto para su aplicación en niños por causar daños hepáticos, que suele presentarse en tabletas, suspensión y en supositorios.

De acuerdo con esta información, los médicos cubanos sugieren consultar antes de ingerir cualquier fármaco no elaborado en el país, pues la formulación, las indicaciones o la dosis pueden ser diferentes, sin contar que puede llegar al país algún medicamento falsificado.

La realidad es que la escasez de medicinas en Cuba está empujando a la población a tratar de resolver su situación por vías no oficiales, ya que muchas veces el fármaco que precisan no se encuentra ni en farmacias ni en hospitales, y muchos acuden a las redes sociales para conseguir el producto deseado, ya sea comprándolo, cambiándolo o por medio de la solidaridad.

Recientemente una joven madre de Cienfuegos lanzó un llamamiento en Facebook para obtener Permetrina y poder curar la sarna de su bebé, con apenas un mes de vida.

Recientemente, el ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, reconoció que el desabastecimiento de medicinas, insumos y material consumible impacta negativamente en la atención a los pacientes, y alertó que el problema no se resolverá a corto plazo.

Instituciones