La picadura de garrapata podría causar alergia a la carne

La mayoría de las personas están familiarizadas con la enfermedad de Lyme, habitualmente portada por las garrapatas, pero esta no es la única enfermedad que transmiten. Ahora se ha descubierto que estos insectos originarios de Lone Star Tick pueden traer consigo una enfermedad que hace que las personas se vuelvan violentamente alérgicas a la carne roja.

Las garrapatas de estrella solitaria se originaron en el sudeste de los Estados Unidos, más en concreto en la zona de Lone Star Ticks. Las hembras de este insecto se pueden identificar por la mancha blanca distintiva en su espalda, y cuando pican dejan una erupción roja del tipo ojo de buey, aunque no son portadores de Lyme.

Las temperaturas cambiantes han permitido que estas garrapatas migren hacia el norte, y aora son habituelaes en otros estados americanos como Illinois, Indiana, Pennsylvania o Nueva Inglaterra.

Aunque no es un portador para Lyme, el insecto originario de Lone Star Tick actúa como portador de una extraña enfermedad que puede causar que seas alérgico a la carne roja. La picadura de esta garrapata causa específicamente una alergia a un carbohidrato conocido como galactosa-alfa-1,3-galactosa o alfa-gal. La Alpha-gal se encuentra en la membrana celular de la mayoría de los mamíferos.

Los humanos y los simios no tienen Alpha-gal en sus células, lo que los hace susceptibles a esta reacción alérgica. Por otra parte, las carnes rojas como el cordero, el cerdo o la vaca contienen alfa-galón, mientras que las aves de corral y los mariscos no.

Los primeros signos de esta reacción alérgica ocurren entre 3 y 12 horas después de comer, lo que inicialmente dificulta que las personas identifiquen la fuente de su alergia. Las reacciones varían en su gravedad de persona a persona, por lo que, aunque algunas personas pueden manipular carne roja en pequeñas cantidades, otras ni siquiera son capaces de disfrutar los productos lácteos.

Los síntomas de la reacción alérgica incluyen urticaria, dificultad para respirar, problemas gastrointestinales y, en los casos más graves, shock anafiláctico.

No hay un tratamiento conocido por el momento para tratar esta alergia. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS