El pomelo minimiza la eficacia de los fármacos contra las alergias

Diversos estudios han demostrado que el pomelo interacciona al menos con 85 medicamentos generando, en algunos casos,  serios efectos adversos relacionados con las alergias.

Sorprende que esta fruta nutritiva, baja en calorías y que supone una gran fuente para las vitaminas C y A, tenga un efecto negativo para tantos fármacos.

La explicación tiene que ver con la genética y su metabolización en el cuerpo, ya que contiene compuestos químicos llamados furanocumarinas que alteran genes (CYP3A4) y proteínas (enzimas) responsables de llevar a cabo el metabolismo.

En algunos casos, estos compuestos químicos hacen que el metabolismo de ciertos medicamentos sea muy lento o se bloquee, lo que genera una mayor cantidad de droga en la sangre y la consiguiente mayor absorción en el intestino, causando una mayor cantidad de efectos adversos relacionados con la toxicidad.

Cada persona, de acuerdo al funcionamiento de sus genes y proteínas especiales (llamadas enzimas), metaboliza de una manera diferente los medicamentos, por lo tanto, ante una misma cantidad de pomelo algunos se verán más afectados que otros.

Un pomelo o un vaso de zumo (200ml) es suficiente para causar interacciones en un buen número de medicamentos; además de poder disminuir casi al 50 % la absorción de un fármaco en el intestino.Este efecto químico causado por el zumo desaparece lentamente, por lo que el efecto negativo puede seguir actuando 24 horas después.

En los medicamentos que no deben combinarse con el pomelo encontramos hormonas como los estrógenos, incluídos algunos anticonceptivos.

Entre la gran cantidad de medicamentos que interactúan de esta manera con el pomelo destacan los que contienen la fexofenadina, un antihistamínico muy frecuentemente indicado para tratar las alergias (rinitis alérgica). Tomado junto al pomelo, los niveles sanguíneos del fármaco disminuyen y la eficacia se reduce. Esta interacción se produce por un mecanismo diferente al gen CYP3A4, por lo que se recomienda que esta droga se tome con agua y no con zumo de fruta. La fexofenadina, un antihistamínico indicado para la rinitis alérgica interacciona con el jugo de pomelo, pero también con el de manzana y naranja.

Los efectos adversos, en ciertos casos, llegan a ser fatales; y se estima que 43 de los 85 medicamentos afectados por el pomelo pueden poner en peligro la vida.

Con varios fármacos, esta fruta puede causar un aumento descontrolado de la frecuencia cardíaca (arritmia) que puede llegar causar la muerte.

Otro caso emblemático en este sentido son las estatinas como atorvastatina y simvastatina, indicadas para bajar el colesterol "malo" LDL, que se deposita en las arterias aumentando el riesgo de infarto cardíaco.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS