infoalergico.com - Los efectos de tomar antihistamínicos para dormir...

Los efectos de tomar antihistamínicos para dormir...

Cuando se está cansado por el día y desconectado por la noche, se puede llegar al punto de intentar cualquier cosa para dormir bien. En esta linea, llegado el caso se está imponiendo una tendencia a tomar Benadryl, un antihistamínico que causa somnolencia, y que se suele tomar se padezca alergis o no.

Benadryl puede ayudar a lograr un poco de sueño, incluso cuando no se tienen alergias, según una revisión de 2017 publicada en la revista The Gerontologist, que defiende que aproximadamente 1 de cada 5 adultos usa algo de ayuda para dormir, y Benadryl es uno de los productos más utilizados. "Una de las razones por las que las personas recurren a Benadryl es la sensación de somnolencia que se produce", ha explicado Tania Elliott, alergista de Nueva York y portavoz del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunologí), quien ha añadido que "el inicio de la acción es de unos 20 minutos, por lo que la gente siente que realmente está 'funcionando'".

Los antihistamínicos, también conocidos como difenhidramina, son el ingrediente secreto de numerosos productos de venta libre que se usan comúnmente para el insomnio, incluido el Benadryl, y funciona bloqueando la histamina, una sustancia química producida por el sistema nervioso central que no solo produce síntomas de alergia, sino que también desempeña un papel en la vigilia.

Los antihistamínicos pueden ser útiles en situaciones a corto plazo, por ejemplo, por unos pocos días en un momento en que el estrés, los viajes u otras interrupciones causan que problemas para dormir, pero es importante enfatizar que este no es el uso previsto del medicamento.

Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, todavía hay una falta general de datos sobre la seguridad y eficacia del uso de antihistamínicos para ayudar a dormir, pero es probable que no sea positivo a largo plazo, ya que si bien pueden ayudarte a quedarte dormido más rápido y dormir más, los antihistamínicos no necesariamente conducirán a un sueño de mejor calidad.

Esto se debe a que el antihistamínico también bloquea la acetilcolina, un neurotransmisor en el cerebro que desempeña un papel en el sueño REM -la fase del sueño que involucra los sueños-, y en ese proceso aumenta las fases de sueño ligero a expensas de un sueño más profundo, lo que conduce a una mayor probabilidad de sedación al día siguiente.

De estas manera, tomar Benadryl en pequeñas dosis está bien para ayudar a conciliar el sueño pero no conduce a un sueño de mejor calidad, debido a que los antihistamínicos pueden presionar al cuerpo para que pase más tiempo en las etapas más livianas del sueño, de manera que las ocho horas que se pasan en la cama podrían terminar sintiéndose como cinco.

Los antihistamínicos no llegan al núcleo de lo que realmente afecta el sueño, y los problemas subyacentes que son los posibles culpables incluyen la apnea del sueño, la ansiedad, la depresión u otros problemas de salud mental. Los hábitos de estilo de vida como consumir demasiada cafeína al final del día o pasársela en el celular antes de irse a la cama también pueden alterar el sueño.

En cualquier caso, si los problemas de sueño persisten más de dos semanas será buena idea realizarse una evaluación con un médico.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS