Cuando los síntomas de la alergia primaveral afectan a los ojos...

Hasta un 25 % de la población española padece conjuntivitis alérgica, según los expertos del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas, que cuentan que los principales síntomas de este mal son el picor y enrojecimiento, resultado de la irritación y ensanchamiento de los diminutos vasos capilares de la conjuntiva, con el resultado de rojez.

Con la llegada de la primavera, suelen surgir otros síntomas como la sensación de cuerpo extraño, arenilla o hinchazón de los párpados, la sensibilidad a la luz, el lagrimeo, la congestión nasal, el picor de garganta y de nariz o la tos... por lo que parece recomendable conocer algunos consejos básicos para minimizarlos.

Si se usan lentes de contacto, es conveniente limitar su uso cuando aparezca la conjuntivitis para no agravar la irritación ocular. Para ello existen varios reemplazos como las lentes de reemplazo diario, que impiden la acumulación de los agentes alérgenos, porque se desechan tras cada uso.

También es aconsejable usar gafas de sol, eso si, con unos filtros de calidad homologados, para protegerse del polvo y del resto de partículas en suspensión. De la misma manera es importante lavarse las manos a menudo y evitar frotarse los ojos.

La realización de revisiones periódicas, al menos una vez al año, es otra de las necesidades fundamentales para prevenir y detectar problemas más graves a tiempo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS