Pequeñas acciones para minimizar la alergia primaveral...

Con la floración de algunas plantas, el buen tiempo y las ganas de pasar tiempo en el exterior, llegan también las alergias en forma de picores, estornudos, irritación de ojos y, en los casos más severos, ataques de asma. Acudir al médico para que este recomiende un tratamiento que ayude a reducir el impacto de la alergia, es lo más adecuado en estos casos, pero además de los medicamentos, hay algunos pequeños trucos que se pueden poner en marcha para intentar pasar mejor estos meses. 

Entre estos trucos destaca la utilización de gafas de sol, y cuanto más grandes, mejor. Se trata de una barrera entre el polen y los ojos, que aunque no  bloquearán del todo al astro rey, sí que ayudarán a que un paseo al aire libre no se convierta en un suplicio de picores y lagrimeo. Además, los ojos afectados por la alergia normalmente son más sensibles también a la luz solar, por lo que de esta forma se pueden paliar ambas cosas.

Por otra parte, es conveniente estar informado del recuento de granos de polen diario. La mayoría de los servicios meteorológicos informan cada día no solo de las temperaturas, las precipitaciones y el viento, también de los niveles de polen que se esperan para ese día. Esta información puede ayudar a planificar una rutina, evitando hacer actividades al aire libre los días con más riesgo.

Además, resultará aproiado evitar las horas de sol, de tal manera que si se hacen cosas al aire libre, como salir a correr, montar el bici o bajar a la terraza del barrio a tomar algo con los amigos, será conveniente evitar las horas centrales del día, cuando el polen tiene su recuento más alto, optando mejor por el atardecer, cuando hay menos granos de polen en el aire que puedan provocar una reacción alérgica.

También es buena idea controlar la entrada de polen en casa, ya que se puede adherir a la ropa o al pelo y entrar en casa hasta el dormitorio, impidiendo que haya lugares donde no sientas los síntomas de la alergia. Aunque impedir completamente la entrada de polen en casa es difícil, sí se puede mitigar tomando medidas como dejar los zapatos en la puerta de casa, además de la ropa que se traiga puesta y cambiarla por otra que se use solo en casa.

Por otra parte, en casa es importante que las ventanas de permanezcan cerradas, especialmente en las horas de sol, siendo mejor acostumbrarse a ventilar por las noches, cuando hay mucho menos polen en casa. Instalar filtros especialmente indicados para el polen en los aparatos de aire acondicionado y asegúrarse de aspirar bien alfombras, moquetas y sofás cada pocos días, es también una buena idea.

También sería conveniente lavar y cepillar las mascotas, ya que estas son otra vía de entrada de las alergias. Primero porque ellas mismas pueden provocarla y segundo porque el polen puede adherirse a su pelo y así entrar en tu casa. Además, es bueno lavarles y cepillarles a menudo para que el polen no se acumule en su pelo durante semanas.

Por último, y aunque parezca una obviedad, es bueno no fumar y evitar el humo del tabaco, ya que este es perjudicial al aumentar el riesgo de padecer enfermedades pulmonares, cardiovasculares y cáncer, entre otras. Además, irrita las mucosas y las hace más vulnerables a los alérgenos, como el polen, el polvo o el pelo de tus mascotas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS