Cuando la alergia al frío te afecta especialmente en verano...

Los meses invernales suponen un inconveniente para algunas personas, y no solo por el frío en sí mismo, sino por los efectos que éste produce en su piel: enrojecimiento, sensación de picazón y quemazón y, en casos más graves, problemas respiratorios. Pues bien, en estos calurosos días, el abuso de la utilización del aire acondicionado puede provocar exactamente los mismos trastornos, aunque de forma algo difefente.

Se trata de la urticaria a frigore, o lo que es lo mismo, la enfermedad de la alergia al frío. Para curarla no existe tratamiento específico, salvo el uso de antihistamínicos para controlar los síntomas y evitar exponerse a bajas temperaturas.

Beatriz Sánchez sufre de esta condición que la limita tremendamente. “No puedo sentarme en el inodoro en ropa interior o apoyarme en una pared porque puede estar fría. Tampoco entrar a ningún lugar que tengan encendido el aire acondicionado. Y mucho menos tomar un helado o bebidas frías”, ha explicado... y curiosamente es en plena ola de calor, con el uso indiscriminado del aire acondicionado, cuando más sufre de su enfermedad.

Javier Subiza, especialista en Alergología e Inmunología de la Clínica Subiza de Madrid, ha explicado que, en casos extremos, esta reacción puede ir acompañada de una baja de tensión arterial y de mareos, y puede llegar incluso a causar pérdida del conocimiento.

Beatriz padece del mal tanto en verano como en invierno, ya que en España estas dos estaciones son bastante intensas. “Pensé que iba a estar mejor en verano pero fue todo lo contrario”, admite. En la playa, con solo caminar por la orilla, si el agua le salpica, su piel se pone mal, por lo que debe someterse a un tratamiento especial con antihistamínicos para poder llevar una vida normal.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS