Las lombrices intestinales pueden influir en el riesgo de sufrir alergia y asma

Un reciente estudio ha hayado una pista para conocer el origen de algunas alergias en una fuente insólita: las lombrices intestinales.

Se sabe que los niños criados en granjas suelen desarrollar una respuesta inmunitaria a las alergias, dado que sus sistemas inmunológicos se entrenan mediante una exposición frecuente a los microorganismos. En cambio, las infecciones patógenas en los primeros años de vida, es decir, las causadas por el virus respiratorio sincicial (VRS), pueden ocasionar igualmente una remodelación del sistema inmunológico pulmonar, lo que puede originar, de hecho, un mayor riesgo de alergias.

Estos descubrimientos, a los que ha contribuido el proyecto ALEC, financiado con fondos de la Unión Europea (UE), revelan  que los jóvenes infectados por una especie determinada de helmintos (lombrices intestinales), transmitidos por animales, eran cuatro veces más propensos a padecer asma y alergias, en comparación con otros.

Uno de los investigadores principales del estudio, la profesora Cecilie Svanes, de la Universidad de Bergen, ha explicado que "normalmente, consideramos que un riesgo un 50 % más alto es alto, pero aquí vemos un riesgo un 400 % más elevado".

Tal vez el aspecto más sorprendente de los resultados del estudio fue que el efecto pronunciado sobre el asma y las alergias en los portadores de helmintos, tanto de la especie Toxocara como Ascaris, pareció ser válido solo para la generación más joven, ya que no tenía el mismo efecto sobre sus progenitores.

Se trata de un descubrimiento que los investigadores no pueden explicar fácilmente, aunque suponen que poder hacerlo en el futuro resolverá el enigma del aumento mundial de las alergias en las últimas décadas.

En un artículo de la revista Clinical & Experimental Allergy, los investigadores describieron cómo trabajaron basándose en conjuntos de datos de dos cohortes noruegas: 171 progenitores nacidos entre 1945 y 1972 y sus 264 hijos, nacidos entre 1969 y 2003.

Registraron la prevalencia de alergias mediante entrevistas y exámenes clínicos, que incluyeron pruebas de alergia de inmunoglobulina E (IgE) en sangre y pruebas de punción epidérmica.

Entre los participantes del estudio, los investigadores encontraron anticuerpos contra Toxocara (asociados a las mascotas, especialmente los gatos) y Ascaris (asociados al ganado, especialmente los cerdos) en un 12 % y un 18 % respectivamente. También descubrieron una mayor exposición en la cohorte parental de más edad (aquellos nacidos entre 1945 y 1972) en comparación con la cohorte de hijos.

Un hallazgo sorprendente fue que la exposición paterna a Toxocara aumentó el riesgo de alergias en las hijas, mientras que la exposición materna pareció hacerlo en los hijos varones. Además, el ajuste de los datos al cuidado de mascotas no supuso ninguna diferencia para las asociaciones, lo que indica que los hallazgos no podían explicarse simplemente por el entorno compartido.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS