Cuando se padece alergia al látex...

El látex o caucho natural es un producto vegetal procesado que, por sus propiedades elásticas, tiene múltiples aplicaciones, por lo que se emplea en la fabricación de miles de productos de uso cotidiano y médico... entre otros múltiples usos, destaca que sirve para fabricar numerosos utensilios médicos, incluidos guantes, preservativos, diafragmas, diques odontológicos, catéteres, mascarillas faciales, vendajes elásticos y otros muchos.

Sin embargo, precisamente porque su uso está muy generalizado, hay cada vez más personas que han desarrollado alergia a este material. Según la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (AEPNAA) "en los últimos tiempos se ha incrementado esta alergia debido a un mejor conocimiento y diagnóstico de la misma, a la utilización masiva de productos de látex".

Se trata de una sustancia que sale de diversos árboles, fundamentalmente tropicales, y se usa mucho porque es base para productos de goma. Se calcula que el latex se halla hasta en 40.000 objetos; aunque fue a partir de los años ochenta cuando se empleó para casi todos los productos sanitarios, y sobre todo a raíz del extensísimo uso que se le dio a los guantes de hospital por epidemias como la del VIH. Fue justo ahí cuando se empezó a detectar la alergia al látex de manera significativa.

Ahora, gracias a los avances tecnológicos, ya están disponibles productos sintéticos con propiedades muy similares al látex natural, que de hecho cubren las dos terceras partes de la demanda mundial de caucho. En el caso de los guantes, por ejemplo, existen productos sintéticos como el neopreno, que es virtualmente idéntico al látex natural en sus propiedades físicas. También se encuentran el vinilo, el nitrilo y otros productos que, en mayor o menor medida, pueden sustituir a los de látex natural.

El látex se compone de un conjunto de proteínas y son los pacientes los que se vuelven alérgicos a esa proteína. "Reaccionan con una respuesta inmunológica frente a las proteínas, igual que la alergia al polen", ha indicado el especialista. De esta manera, la alergia al látex se puede manifestar con cualquiera de los síntomas y signos típicos de las reacciones alérgicas.

Su característica fundamental es que se desencadena a los pocos minutos de la exposición al material, casi siempre en la primera hora tras el contacto. Entre otros síntomas, destacan la urticaria local o por todo el cuerpo, con picor y ronchas en la zona de contacto con el látex; el angioedema o hinchazón en la zona de contacto o a distancia; la rinoconjuntivitis o el asma, entre otros.

Entre las poblaciones de riesgo por su contacto casi constante y directo, destacan los peluqueros, los profesionales sanitarios, los dentistas, los instrumentistas de quirófano, los oftalmólogos, o todos aquellos pacientes de cirugías que requieren cambios de guantes constante. Mientras tanto, en la población normal, la sensibilización es tan solo del 0,1%.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS