El Ayuntamiento de Estepona inicia una campaña contra la oruga procesionaria para prevenir alergias

El Ayuntamiento de Estepona ha iniciado una campaña para eliminar la plaga conocida como oruga procesionaria del pino en los ejemplares existentes en la ciudad, cuyo objetivo es evitar la proliferación de estos insectos por los problemas que pueden causar a las personas y a los animales domésticos.

La inhalación de los pelos de esta oruga puede provocar reacciones alérgicas en las personas, y necrosis en la garganta y lengua de los perros si se tragan estos insectos.

Por este motivo, las brigadas municipales trabajan en parques públicos, grandes zonas de pinares, inmediaciones de centros educativos y zonas verdes, donde retiran manualmente los bolsones de estas orugas antes de que se conviertan en larvas, en cuyo caso es más difícil su control biológico a través de insecticidas.

Los operarios utilizan una canasta elevadora y una pértiga con tijera para retirar y quemar dichos bolsones.

El concejal de Parques y Jardines, Sergio Rodríguez, ha explicado que este año “se ha observado un adelanto en la eclosión de las orugas y un descenso de las mismas por ramas y troncos”, pese a hallarnos en pleno invierno.

Por ello, el control de las plagas de la procesionaria se realiza durante todo el año siguiendo el ciclo biológico de estos insectos, y ya en octubre se realizó un tratamiento mediante inyecciones de insecticida en los árboles.

Posteriormente se llevó a cabo otro tratamiento bacteriológico que ataca a las larvas en su fase más temprana, y en última instancia, se retiran los bolsones que han sobrevivido a los tratamientos anteriores.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS