Las alergias al veneno de avispas y abejas aumentaron un 20 % en 10 años

Los cuadros alérgicos graves por reacción a veneno de avispas y abejas han aumentado un 20 % en los últimos 10 años, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), que recogen que se ha pasado de un 32 % en el año 2005 a un 53 %. El 3% de la población sufre reacciones alérgicas generalizadas por el veneno de avispas y abejas y la tasa de mortalidad anual se estima en un 0,08 por millón de habitantes, lo que significa que unas tres o cuatro personas podrían fallecer cada año por esta causa.

La mayoría de los casos se producen en verano, cuando estos insectos están activos y se hace más vida al aire libre. Las reacciones suelen ser locales, con picor, enrojecimiento e inflamación circunscrita a la zona donde pica el insecto, pero cuando el área de inflamación es mayor de 10 centímetros de diámetro se considera una reacción alérgica patológica.

Por otro lado, puede haber reacciones alérgicas generalizadas. "En algunos casos se producen lesiones en la piel a distancia del lugar de la picadura, dificultad para respirar, mareo o síntomas digestivos, lo que constituye una reacción alérgica generalizada grave o anafilaxia", ha explicado la doctora Teresa Alfaya, presidenta del Comité de Alergia a Himenópteros.

Los pacientes con antecedentes de reacción alérgica generalizada grave (anafilaxia) por veneno de himenópteros o por otras causas, deben ser instruidos en la auto-administración de adrenalina, el tratamiento de emergencia de la reacción anafiláctica.

Aproximadamente un 8 % de los pacientes alérgicos a himenópteros padecen una enfermedad considerada rara, la mastocitosis sistémica, una patología de la sangre que afecta a entre tres y trece personas por cada 100.000 habitantes, pero que en este tipo de alérgicos es mucho más frecuente.

"Se produce una proliferación anómala de mastocitos que favorece que estos pacientes sufran reacciones alérgicas graves cuando les pica un himenóptero", ha explicado la doctora, que ha añadido que "los alergólogos somos los responsables de sospechar esta enfermedad en pacientes con alergia a himenópteros e iniciar las investigaciones oportunas. Estos pacientes tienen que recibir inmunoterapia con venenos durante toda su vida porque si se suspende el tratamiento, recaen".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS