Condenado por abandonar un fuego al sufrir una alergia

La Audiencia Provincial de Cáceres ha confirmado la condena de siete meses de prisión a un vecino de la localidad cacereña de Gata por abandonar una quema de rastrojos para acudir a un centro médico al sufrir un brote alérgico, una situación que derivó en un incendio forestal.

La Audiencia, en la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, indica que esa cuestión no le exime de su responsabilidad porque "antes de acudir al médico le dio tiempo de ducharse y pudo conducir hasta la consulta", habiendo podido avisar a alguien.

Por estos hechos le impone una pena de siete meses de prisión y el pago de 3.000 euros con los que indemnizará a la Junta de Extremadura por los medios empleados para la extinción del fuego, y a los propietarios de las dos parcelas afectadas, uno de ellos el Ayuntamiento de Gata.

Los hechos ocurrieron el 11 de marzo de 2009, sobre las 07:00 horas, cuando el acusado inició la quema de restos de podas de pino y matorral, para lo que contaba con una autorización de quemas que le había sido concedida por el Ayuntamiento.

Hizo tres hogueras y "no adoptó las precauciones suficientes ni las oportunas medidas de seguridad, tales como realizar previamente un cortafuegos que impidiera cualquier propagación del fuego", se señala en la sentencia.

Sobre las 10:30 horas comenzó a sentirse mal presa de un brote alérgico producido por la oruga procesionaria del pino que estaba quemando. A consecuencia del malestar el acusado abandonó el lugar sin cerciorarse de haber extinguido completamente cualquier resto o rescoldo de la quema. A las 12:30 horas fue atendido por el médico en su Centro de Salud, que le diagnosticó "una intensa reacción urticarial debida probablemente al contacto con productos biológicos existentes en el medio forestal donde desarrolla su trabajo".

Mientras estaba en la consulta médica comenzó a propagarse el fuego, pero las llamas encontraron una serie de obstáculos que frenaron su propagación. El Juzgado de Instrucción número 2 de Coria le condenó en su día por un delito de incendio forestal por imprudencia grave, ante lo que el acusado recurrió la sentencia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS